Senadora Aravena hace un llamado a aprobar la reforma al Código de Aguas

La parlamentaria, que integra la Comisión de Agricultura, explicó que se logró un adecuado balance entre la funciones de subsistencia, productivas y ecosistémica del recurso hídrico.

En el inicio de la discusión de la reforma al Código de Aguas en la Sala del Senado, en su segundo trámite constitucional, la senadora Carmen Gloria Aravena hizo un llamado a debatir con seriedad y aprobar en general un proyecto que se ha trabajado por más de una década en el Congreso, sobretodo, en el contexto de cambio climático que enfrenta nuestro país.

Al respecto, la parlamentaria que integra la Comisión de Agricultura y le tocó presidir la instancia durante el proceso de discusión de la iniciativa, explicó que se recibió a más de 80 expositores de diversas organizaciones, autoridades, académicos y profesionales, quienes manifestaron sus observaciones sobre el proyecto que fue aprobado en general por la unanimidad de los miembros de la Comisión.

“Le pido a mis colegas que puedan tener en consideración el enorme trabajo que se ha realizado en las distintas comisiones para sacar adelante el nuevo Código de Aguas. En la Reforma, se establece que el agua, como un bien nacional de uso público, es un derecho humano irrenunciable, por lo que se garantiza el consumo humano por sobre todos los otros usos. Además, logramos un adecuado balance entre las funciones de subsistencia, saneamiento, productivas, de preservación ecosistémica y sustentabilidad del recurso”.

Dentro de los aspectos a destacar, la senadora indicó que se incorporan normas como los planes de gestión estratégica para las 101 cuencas presentes en Chile, con el fin de mantener un estudio sistematizado de ellas, más allá de las aguas superficiales.

Asimismo, la senadora por La Araucanía, quien es ingeniero agrónomo de profesión, sostuvo que respecto a la conservación del recurso, se estableció el fortalecimiento del caudal ecológico para todos los derechos de agua que se entreguen bajo la vigencia de este Código, para la conservación del recurso y evitar la sobre explotación de éste.

Cabe señalar que en la Comisión de Constitución del Senado, se aprobó que los nuevos derechos de aprovechamiento sean otorgados como concesiones temporales de 30 años y se avanzó en la extinción de los derechos (tanto antiguos como nuevos) si no se hace un uso efectivo del caudal otorgado, en un plazo de 5 años para los consuntivos y 10 para los no consuntivos.

Finalmente, se elimina la especulación por medio de un incremento en la patente por no uso, además de ampliar la facultad de expropiar para priorizar el consumo humano, mejorando también la facultad sancionatoria de la Dirección General de Aguas, entidad donde se tendrá que inscribir obligatoriamente los derechos de uso.

Agregar un comentario