Andrés Molina: “Para la oposición, el Estado chileno siempre ha sido un botín de guerra”

Para el diputado y autor del proyecto de ley contra el nepotismo, Andrés Molina, el hecho que el Gobierno le haya puesto urgencia a su iniciativa, le reafirma sus esperanzas de modernizar el Estado. Sin embargo, el parlamentario lamenta que el proyecto no logre avanzar en el Senado, a pesar de que el Gobierno le ha puesto más de veinte urgencias, desde el año 2019 a la fecha.

En este sentido, cabe destacar que la propuesta impulsada por el diputado Molina busca modificar la ley 20.880, y la ley 18.575, para evitar el fenómeno del “nepotismo” y el “amiguismo”. De esta forma, según cuenta el parlamentario, se evitarían conflictos de intereses al interior del Estado, y se daría respuesta a las demandas ciudadanas por mayor “meritocracia”, dotando al aparato público de una mejor gestión y calidad.

“Esta ley está buscando derrocar un gigante que ha crecido históricamente en nuestro país, donde los altos cargos ayudan a sus parientes y los instalan en el Sector Público sin ningún tipo de control. De ahí que caer en la corrupción sea muy fácil porque es una materia desregulada. Lamentablemente, el Estado está plagado de padres, hijos, primos, o sobrinos de autoridades. La oposición, que por un lado reclama mayor meritocracia, por otro lado le da la espalda a la ciudadanía al negarse a tramitar este proyecto. En este tipo de cosas, de importancia para el Estado, guardan un sepulcral silencio porque para la oposición el Estado chileno es un botín de guerra”.

La esperanza del legislador es que, esta vez, pensando en el futuro del país y la transparencia, el proyecto de ley llegue a su promulgación y todos en el Estado estén sometidos a una regulación, conforme a los estándares de transparencia y probidad que hoy se exigen.