Ganador del Mercedes Benz en Dreams le habían robado y quemado un auto

Sorteo. Dos personas quienes no se encontraban a la hora del sorteo perdieron la opción de quedarse con el cero kilómetro.

Cuando el reloj marcó las 02.00 Am de la madrugada del pasado domingo, llegó el momento más esperado de la noche. La tómbola, ubicada en el escenario del Restobar Lucky 7, comenzaba a girar en busca de él o la ganadora del Automóvil Mercedes Benz , modelo GLA 200.

Acto seguido el cupón elegido al azar ya estaba en manos del locutor oficial quien nombró a la ganadora quien se hacía acreedora del cero kilómetro tasado en más de 20 millones de pesos; sin embargo, las bases señalaban que él o la afortunada debía estar presente con carné de identidad en mano a la hora del sorteo, de lo contrario el cupón se iba “al agua”. Tras tensos 90 segundos la ganadora no apareció, por lo que la expectación volvió a reinar en el lugar.

Tras repetir el protocolo salió el cupón que acreditaba a la persona que se llevaría el auto. Otra vez era una mujer, quien tampoco estaba en el lugar, por lo que se realizó el sorteo por tercera vez consecutiva.

En minutos el locutor comunica que esta vez se trataba de un ganador cuyo apellido comenzaba con la letra N. Así las cosas, a las 02 de la madrugada con 22 minutos Alvaro Rodrigo Narváez subió con carné en mano al escenario y se transformó en el flamante ganador del codiciado automóvil.

Destino
Decir que la vida da y quita puede ser algo subjetivo . Sin embargo, esta afirmación cobra fuerza en el caso del ganador de la noche. Hace unos años sufrió el robo de un auto en plena vía pública. “Era un modelo muy especial que de verdad quería mucho. De él quedaron las cenizas y los fierros fundidos por el fuego en el sector Chivilcán”, expresó a este medio.

Al momento de recibir las llaves del cero kilómetro el afortunado de la noche, quien se dedica al área de los combustibles, fue aplaudido por los presentes, saludado con abrazos y besos por su esposa y al otro lado de la línea telefónica su hija lo felicitaba, aún con cierta incredulidad.

Decisión
Si bien en un primer momento el ganador no estaba seguro si quedarse con el dinero o con el auto, fue su esposa la que le suguirió que optara por el flamante modelo. “Bueno, si ella me lo pide, yo feliz de darle en el gusto. Llevamos 25 años casado, tenemos dos hermosos hijos y qué más se puede pedir”, acotó el elegido por la diosa fortuna.

Premios
El equipo de marketing de Dreams Temuco, encabezado por su product manager Nicolás Irarrázabal, señaló que Dreams no sólo premió con el auto último modelo. El viernes se realizó otro concurso en el que se premió la asistencia. “En él tomaron parte todos los clientes que probaron suerte en máquinas de azar resultando ganadora una clienta que se embolsó dos millones de pesos. La mitad en créditos promocionales y lo demás en efectivo”, afirmó el ejecutivo del centro de entretención local.