Teodoro Schmidt: Destacan el funcionamiento de planta procesadora de lupino de Cooperativa Boroa

El proyecto se enmarca en políticas de Estado como es el Plan Impulso Araucanía y busca desarrollar varios productos a partir del cultivo y comercializarlos a nivel nacional e internacional.

Este viernes, pasado el mediodía con la participación de más de 300 personas, fue inaugurada la planta de la Cooperativa Agrícola Boroa en la comuna de Teodoro Schmidt, construcción y funcionamiento que tuvo el apoyo de la FIA, Conicyt, Indap, Sercotec y la colaboración de la UC Temuco. Con esta iniciativa se busca potenciar el cultivo del lupino amargo en La Araucanía, mediante el desarrollo de varios productos, entre ellos, un hidrolizado proteico para comercializarlo en la industria de alimentos a nivel nacional e internacional.

Como parte de la actividad, se realizó un seminario denominado “Lupino amargo, una alternativa agroalimentaria para la Región de La Araucanía”, donde participaron la académica de la UC Temuco Dra. Ximena Petit-Breuilh, el gerente de abastecimientos de Carozzi, Lorenzo Escobar y el seremi de Agricultura René Araneda.

Sobre la actividad la autoridad del agro en La Araucanía mencionó que “esto es el fruto del trabajo entre la Cooperativa que pensaron en hacer algo más por su lupino, darle valor agregado, sacarle más provecho a este recurso natural, lograron el compromiso de la UC Temuco, el apoyo financiero de FIA y el respaldo de otras instituciones como Sercotec, Indap y Conicyt, por lo que ahora estamos viendo el fruto de esta asociatividad que es uno de los pilares fundamentales del Plan Impulso Araucanía”.

En esta línea el seremi Araneda agregó que “hoy en día no se puede salir solo adelante, se debe asociar, buscar el trabajo con las demás instituciones y en esta Región tenemos todo para hacerlo, es nuestra misión lograr esto para levantar La Araucanía. Este esfuerzo es un muy buen ejemplo de lo que puede ser el Plan Impulso a nivel regional”.

Al finalizar el seminario se realizó la inauguración de la planta de agroelaborados de lupino la cual tuvo una inversión de U$500 mil dólares. El proyecto cuenta con maquinarias, investigación, desarrollo de la marca y alianzas con futuros compradores del producto final que se espera de estas investigaciones. Además, junto a ProChile ya se está en conversaciones con los mercados de España y Portugal, logrando avances significativos en la internacionalización de productos a partir del lupino amargo.