Jefe de zona en La Araucanía preocupado por aumento de temperaturas y viento

El general de Ejército Rodrigo Pino, jefe de zona en La Araucanía por estado de excepción, manifestó su preocupación por el aumento de temperaturas y viento en la Región lo que “nos hace pensar que la probabilidad de ocurrencia de un incendio pueda volver”.

El uniformado detalló que “el día de ayer fuimos una región afortunada gracias a que se registraron precipitaciones que lograron ayudar al trabajo que están realizando tanto las brigadas de Conaf, del Ejército, Bomberos y todas las organizaciones que están apoyando el combate de la catástrofe, porque los incendios lograron ser bastante controlados”.

Pino precisó que “tenemos seis focos, que básicamente consistirían en rematar y lograr el control definitivo de estos focos, aprovechando las condiciones que se dieron ayer de precipitaciones en la región”.

El general también apuntó que “el 10Tanker (avión traído para el combate de incendios forestales) fue empleado en esta región, ese día (viernes) fue muy efectivo el accionar de ese avión, lamentablemente tuvo el desperfecto que es por todos conocido (uno de los neumáticos del tren de aterrizaje y el flap de una de sus alas fueron dañados)”.

El jefe de zona en La Araucanía expresó que “se dio una situación compleja porque no estaba disponible este avión, sin embargo, las condiciones atmosféricas ayudaron enormemente en poder controlar y lograr disminuir la intensidad de los incendios”.

De acuerdo con el uniformado, “el pronóstico del tiempo considera a partir de mañana un aumento considerable de las temperaturas y del viento, este famoso viento puelche que tiene una componente muy calurosa, que combinado con lo que existe en la Región, en términos de mucho bosque, mucho rastrojo que corresponde a estos restos que quedan después de hacer el cultivo del trigo, nos hacen pensar que la probabilidad de ocurrencia de un incendio pueda volver”.

Consultado por la permanencia del estado de excepción en la zona, Pino remarcó que “las fuerzas militares tienen que cooperar en la fase que viene posterior a la catástrofe, es decir, en el tema del apoyo de lo que es la reconstrucción. Nosotros ya estamos realizando actividades de armado de parte de las 29 viviendas que fueron afectadas en la Región de La Araucanía”.