Falleció el bombero insigne Raúl Riquelme Vicencio, primera antigüedad del Cuerpo de Bomberos de Temuco

En la ciudad de Cutral Có, Provincia del Neuquén, Argentina, falleció este domingo el bombero honorario de Temuco e insigne de Chile, Raúl Riquelme Vicencio (Q.E.P.D.).

Riquelme, quien pertenecía a las filas de la Primera Compañía, poseía la primera antigüedad del Cuerpo de Bomberos de Temuco, habiendo ingresado el 26 de enero de 1944, y ocupando los cargos de capitán, teniente primero y teniente segundo. Asimismo, poseía premio por 75 años de servicio y se aprestaba para recibir dentro de dos años, el de 80, siendo uno de los voluntarios más longevos de La Araucanía y del país.

Producto de su deceso en el vecino país, en la noche de este domingo hubo un toque de sirena en todos los cuarteles del Cuerpo de Bomberos de Temuco y sus restos fueron sepultados esa misma jornada en el Cementerio de Cutral Có, ciudad donde residió por varias décadas, a la espera de la decisión final de la familia respecto a una posible futura repatriación, situación que anunciaron, analizarán de acuerdo a los protocolos sanitarios vigentes en Argentina y Chile.

DUELO INSTITUCIONAL

El Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Temuco, Armin Llanos, manifestó sus condolencias a la familia y compañía del extinto voluntario, manifestando que “al enterarnos durante la mañana de hoy, del lamentable deceso de nuestro bombero insigne de Chile, Raúl Riquelme Vicencio (Q.E.P.D.) en la República Argentina, se dispuso inmediatamente, conforme al Reglamento General de la institución, duelo por 48 horas y citar extraordinariamente al Consejo de Oficiales Generales y Honorable Directorio General, para tomar los acuerdos de rigor”.

La autoridad añadió que “posteriormente, junto al comandante, Claudio Fuentes, nos hicimos presentes en el cuartel de la Primera Compañía, para participar de una sesión extraordinaria de la compañía, oportunidad en la cual, su director, Humberto Sánchez, entregó oficialmente la lamentable noticia e informó lo acordado junto a la familia del fallecido bombero insigne. La partida de nuestro voluntario, con 78 años de servicio y por ende, primera antigüedad de su compañía y del Cuerpo de Bomberos de Temuco, es un hecho que nos entristece, dejando un modelo muy difícil de igualar, pero cuya entrega, disciplina y abnegación, serán ejemplo señero para las futuras generaciones de bomberas y bomberos de su compañía y del Cuerpo de Bomberos de Temuco”.