Ahora se puede reciclar baterías de autos de Arica a Punta Arenas 

●      Existen espacios habilitados a lo largo del país para que los usuarios puedan disponer de estos elementos altamente contaminantes.

 En Chile se desechan más de dos mil toneladas de baterías de autos al mes. Considerando que cada una se demora cerca de mil años en degradarse. Sus componentes son altamente tóxicos y contaminantes, lo que las convierte en un elemento complejo de reciclar y, por ende, todos los esfuerzos por evitar que el ácido, plástico y otros metales contaminantes que las componen lleguen a la tierra, mares y ríos es altamente valorado.

Por los delicados componentes de las baterías, es necesario contar con un espacio especialmente diseñado para recibirlas y recolectarlas. Las redes de puntos limpios disponibles no contaban con la estructura adecuada, pero ahora Sodimac ha dispuesto en sus 67 tiendas repartidas en todo Chile el espacio ideal para realizar esta tarea.

Durante meses, la compañía recibió baterías en desuso en su carcenter, donde prestan servicios automovilísticos. Al ver la buena recepción de los usuarios, decidieron extender la iniciativa en todo el país, convirtiéndose en la primera con capacidad para recepcionar estos elementos de Arica a Punta Arenas. Hasta mediados de agosto ya se habían recibido casi 25 mil kilogramos de material, gracias a la alianza con la empresa Ecovalor, encargada del proceso. 

“Solo en la región Metropolitana hemos recibido más 6 mil kilogramos, siendo la comuna de Cerrillos la que lidera, con más 200 baterías recicladas”, comentó Fabian Bayas, Gerente de Negocios Herramientas y Maquinarias, Accesorios de Automóvil y Carcenter de Sodimac.

Pero en regiones también hay casos destacados. Talca, por ejemplo, es la segunda ciudad que más ha reciclado, con más de 3 mil kilos recibidos. “Aún hay regiones que no registran artículos reciclados, esto puede ser porque aún no saben que en nuestras tiendas están dispuestos los espacios adecuados para dejarlas y llevarlas hasta el centro donde las reciclan, proceso que hacemos junto a la empresa especializada Ecovalor”, comentó.

El ejecutivo destacó el esfuerzo de la compañía por seguir avanzando en su compromiso de sostenibilidad, “ya que a la red privada más grande de puntos limpios hemos sumado esta alternativa de reciclar baterías, porque en Sodimac uno de los pilares de crecimiento es nuestro compromiso con cuidar la casa de todos y ser un actor comprometido con las comunidades donde estamos presentes”.

¿Qué hacen con la batería?

Generalmente el proceso de reciclaje consta de cuatro pasos:

  1. Almacenamiento. Las empresas recicladoras disponen de las baterías desechadas por los usuarios, transportándolas a centros de almacenaje autorizados por el Ministerio de Salud.
  2. Fundición. Los componentes de las baterías desechadas se funden para extraer la materia prima que las empresas recicladoras aprovecharán en la producción de nuevos componentes.
  3. Aprovechamiento de materiales. Consiste en preparar la materia prima resultante del proceso de fundición en un formato fácil de almacenar, transportar y utilizar. Por ejemplo: lingotes de plomo y pellets de plástico.
  4. Nuevas baterías. Por último, la materia prima que resulta del procedimiento anterior se emplea en la fabricación de nuevas baterías.