Temuco: Tribunal condena a presidio efectivo a autor de desacato y lesiones graves por VIF

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Temuco condenó a Carlos Andrés Pirul Carrera a las penas efectivas de 4 años y 818 días de presidio efectivo, en calidad de autor de los delitos consumados de desacato y lesiones graves en contexto de violencia intrafamiliar. Ilícitos perpetrados entre diciembre de 2019 y enero de 2020, en la comuna de Puerto Saavedra.

En fallo unánime, (causa rol 3-2021) el tribunal –integrado por los magistrados José Ignacio Rau Atria (presidente), Luis Sarmiento Luarte y Jorge Gabriel González Salazar (redactor)– aplicó, además, a Pirul Carrera las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena (desacato); y la suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena  por lesiones graves.

Asimismo, el tribunal decretó, respecto del delito de lesiones graves en contexto de violencia intrafamiliar, la prohibición del condenado de acercarse a la víctima y someterse a tratamiento por consumo problemático de alcohol por el plazo de un año; y por desacato, la prohibición de acercarse a la víctima por el término de dos años y a tratamiento para el consumo problemático de alcohol, por un año.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que alrededor de las 23 horas del 20 de diciembre de 2019, el acusado se encontraba en su domicilio ubicado en el sector rural de Quifo de Puerto Domínguez, comuna de Puerto Saavedra, en compañía de su padre y madre, consumiendo bebidas alcohólicas. Contexto en que se produjo una discusión, procediendo Pirul Carrera a agredió a su progenitor con diversos golpes de pie en la cabeza, incluso mientras la víctima se encontraba tendida en el suelo, lo cual fue presenciado por la madre, quien tras controlar la situación, concurrió hasta el domicilio de una hermana a fin de denunciar los hechos y solicitar la presencia de Carabineros, quienes al llegar al inmueble procedieron a la detención del acusado y verificaron que la víctima mantenía diversas lesiones, trasladándolo hasta el hospital de Carahue e Imperial, donde se constató traumatismo encéfalo craneano, fractura de hueso temporal con traumatismo intracraneal, traumatismo craneoencefálico moderado o grave, impresión ratificada por el Servicio Médico Legal que informó que se trata de lesiones clínicamente graves. 

En tanto, aproximadamente a las 13 horas del 24 de diciembre de 2019, Pirul Carrera ingresó al domicilio de Quifo, quebrantando lo ordenado por el Juzgado de Garantía de Carahue que decretó como medida cautelar el abandono del hogar común y la prohibición de acercarse a la víctima y su domicilio. Infracción que reiteró el  27 de enero de 2020.