Entre el 4 y 8 de octubre vía online: Exasesor de Barak Obama en materia de discapacidad participará en cuarta versión de Expo Inclusión

Ari Ne’eman, promotor de los derechos de personas con discapacidad cognitiva, será parte del congreso que se realizará junto a la feria laboral que este año ofrecerá mil empleos a trabajadores con algún tipo de invalidez.

Atractivas novedades contempla la cuarta versión de Expo Inclusión, feria laboral destinada a personas con discapacidad, que se desarrollará entre el 4 y el 8 de octubre.

“En una nueva versión digital esperamos tener más de mil empleos para personas con discapacidad, todo esto alineado en la baja de la empleabilidad y a la contracción económica que tuvieron las empresas durante el 2021” sostuvo Paola Ortega, directora ejecutiva de Expo Inclusión Online.

Esta vez y en forma inédita la oferta de puestos de trabajo se extenderá a migrantes con discapacidad.

La feria contará con 120 stands y 60 pymes inclusivas, que podrán visitarse en una moderna plataforma en la que además será posible encontrar mentorías, talleres, capacitaciones, charlas para empresas y área para que los interesados puedan enviar sus currículos.

Duplicaremos la cantidad de mentorías y de ruedas de contactos que vamos a desarrollar en esta ocasión, dado el éxito que tuvimos en 2020”, explicó Paola Ortega, quien añadió que esta ocasión se potenciará el segmento mujer: “Esto quiere decir que el proveedor o proveedora será una mujer o bien tenemos a una persona con discapacidad a cargo de este emprendimiento o ser de la familia. Ambas opciones son válidas para postular”.

La postulación partió el 1 de agosto “y estamos a toda marcha con el Congreso, staffs laborales y el lanzamiento —del CIAPAT (Centro Iberoamericano de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas) juntamente con la Universidad Católica— de todos los convenios con entidades europeas o estadounidenses que acercan la tecnología inclusiva a Latinoamérica” dijo.

 Asimismo, Paola Ortega destacó que en septiembre la Expo Inclusión se exhibirá en Uruguay, “donde contaremos con más de 20 stands, específicamente desde la sociedad civil, impulsando la educación y empleabilidad en Uruguay como una primera experiencia internacional que esperamos que sea muy exitosa”.

En el marco de la feria y desde los estudios de SOFOFA, se realizará el Congreso Latam Expo Inclusión los días 5 y 6 de octubre. Esta vez la temática a analizar será la de las “Transformaciones en inclusión post pandemia: construyendo un nuevo mundo” y participarán autoridades de gobierno y destacadas personalidades. Entre ellas Ari Ne’eman, exasesor de Barak Obama y quien presidió durante seis años el Comité de Evaluación de Programas y Políticas del Consejo Nacional de Discapacidad de Estados Unidos.

Ne’eman —diagnosticado con síndrome de Asperger— es el fundador y presidente de Autistic Self Advocacy Network, una organización dirigida por y para adultos autistas que busca aumentar la representación de las personas autistas en la sociedad. Y en Expo Inclusión dará una clase magistral el día 5 de octubre titulada “Mentes Neuro Diversas y su aporte al mundo actual”.

El seminario dará la oportunidad de evaluar el desarrollo social y laboral de las personas con discapacidad que viven en Chile y que según el último Estudio Nacional de Discapacidad (ENDISC 2015) suman un total de 2.836.818 habitantes (16,7% de la población).

Asimismo, permitirá delinear mejoras a la Ley 21.015, que promueve la inclusión laboral, que estableció que tanto empresas del sector privado como organismos estatales debe cumplir con 1 % mínimo de contratación de personas con discapacidad y/o asignatarios de una pensión de invalidez. Dicha ley entró en vigor el 1 de abril de 2018 y que, a tres años de su promulgación, se encuentra en etapa de evaluación pública, porque si bien se han logrado algunos avances, siguen existiendo impedimentos para que crezca el universo de personas discapacitadas que cuentan con empleo.

Según ENDISC 2015 solo el 39,3% de la población adulta con discapacidad estaba trabajando en comparación con el 63,9% de las personas sin discapacidad que se encuentran en la misma situación.

Paradójicamente las mayores barreras se presentan en el sector público debido al Estatuto Administrativo que exige salud compatible con el cargo y educación media completa. Este último es un gran tope, pues la mayor parte de las personas discapacitadas tienen menos años de educación que además se cursan en escuelas especiales que no han sido homologadas con la educación formal.

En el caso del sector privado, el mayor déficit se presenta en materia de fiscalización de la norma.

A febrero de este año los contratos vigentes registrados bajo esa ley sumaban 21.128, de los cuales el 70,8% son de carácter indefinido. Mayoritariamente las personas beneficiadas son hombres (63,8%), que viven en la Región Metropolitana y tienen entre 26 a 59 años (77,4%).