Inauguran Sala en memoria del destacado escritor temuquense Guido Eytel

En una ceremonia íntima con los familiares y amigos del fallecido escritor Guido Eytel, se inauguró la sala de reuniones del Centro Cultura Galo Sepúlveda, que desde ahora llevará el nombre de este destacado escritor temuquense.

Inauguración organizada por el Departamento de Cultura y Bibliotecas Municipales, fue encabezada por el alcalde, Miguel Becker, los concejales José Luis Velasco, Roberto Neira y Alejandro Bizama y el Seremi de las Cultura, las Artes y el Patrimonio, Enzo Cortesi.

En la ocasión, se descubrió una placa conmemorativa junto a la fotografía del destacado narrador y poeta, que incorporó en sus ventanales diversos poemas alusivos a su obra y trayectoria que lo llevaron a ser reconocido en la escena nacional e internacional.

Por su parte, Bárbara Eytel, una de las hijas del escritor, destacó que como familia es muy importante este reconocimiento. “Él era una persona muy participe de las convocatorias vecinales y estudiantiles, llevando la literatura a diversos lugares. Con esto, su historia y trayectoria quedan para las nuevas generaciones, lo que nos llena de orgullo, alegría y emoción”.

En torno a la figura del literato el alcalde, Miguel Becker, dijo que, “don Guido fue un destacado escritor de nuestra comuna y región, es por ello que, en presencia de sus familiares y amigos hemos renombrado esta sala para así mantener vigente su legado que trascenderá generaciones”.

Finalmente, Enzo Cortesi, Seremi las Culturas, las Artes y el Patrimonio de La Araucanía, dijo que, “tenemos que estar muy contentos que se honre la figura de este emblemático literato. Es por ello que se agradece a la Municipalidad de Temuco la disposición a trabajar decididamente por las culturas y por las artes, dejando un legado para todas las personas que se acerquen a esta biblioteca, ya que podrán conocer e involucrarse en la historia que conlleva Guido Eytel para nuestra región”.

Cabe destacar que en la cita, el joven escritor Felipe Caro, quien fuera becario de la fundación Neruda en el taller de poesía a cargo de Guido Eytel, tuvo emotivas palabras para el recordado escritor abarcando desde su personalidad literaria hasta su sentido más personal.