Parlamentarios piden aumentar penas por delitos de vandalismo en lugares de culto

El proyecto de Ley de la senadora Carmen Gloria Aravena, fue respaldado
por los senadores; Carolina Goic, Luz Ebensperger, Manuel José Ossandón
y Kenneth Pugh. 

Ante diversos hechos de vandalismo en contra de lugares e imágenes de
culto, lo que ha generado aflicción y preocupación en un segmento
importante de la población, senadores de manera transversal presentaron
un proyecto de Ley para aumentar las penas y multas asociadas a este
tipo de delitos. 

Al respecto, los parlamentarios indicaron que Chile sigue siendo un país
profundamente religioso; según datos de la encuesta CEP un 55%
manifiesta ser católico y un 16% evangélico, por lo que vandalizar
imágenes de culto, independiente de la religión, es una falta de
respeto a la religiosidad de miles de chilenos. 

“En el contexto de esta crisis, han sido completamente destruidos y
quemados lugares de culto, como la parroquia de la Concepción en
Santiago, la cual data de 1876, o la Iglesia de la Veracruz, ubicada en
pleno barrio Lastarria que fue saqueada e incendiada, un monumento
histórico que cuenta con más de 200 años de historia. Más allá de ser
una falta de respeto para miles de chilenos, es un crimen contra nuestro
patrimonio que debe ser severamente sancionado”, sostuvo la senadora
Aravena. 

Asimismo, la parlamentaria añadió que: “Estos lugares representan
símbolos de Fe y religiosidad de muchas personas, lo cual trasciende
a cualquier iglesia en particular, sino que, más bien se vincula
profundamente con la espiritualidad de cada uno, la cual es de gran
importancia para la gran mayoría de la población nacional”. 

Por su parte, el senador Manuel José Ossandón indicó que “el proyecto de
Ley busca aumentar las penas a los delitos relacionados a daños a los
lugares destinados al ejercicio de culto. Creemos que la gente que
practica una religión, cualquiera sea ésta, merece un respeto, porque
éstos hechos no sólo atentan contra un inmueble sino que en contra de
la Fe y sentimientos más profundos de muchos chilenos”. 

En tanto, el senador Kenneth Pugh, manifestó su profunda tristeza tras
visitar la catedral de Valparaíso, el santuario de San Expedito y la
Virgen Negra ubicada entre Reñaca y Las Salinas, lugares de Fe que han
sido vandalizados en la región de Valparaíso, por lo que insistió en el
fin de la iniciativa, que busca endurecer las penas y multas ante estos
hechos de vandalismo. 

“El respeto a nuestros templos es fundamental y es por eso que en ésta
grave crisis social, en donde nos hemos empobrecido moralmente debemos
resguardarlos (…) el daño irracional que hoy ejecutan hombres y
mujeres de distintas edades con un odio ideológico, nos nos debe dejar
indiferentes a quienes creemos y profesamos alguna Fe, tenemos que ser
capaces de condenar con fuerza, por eso junto a la senadora Carmen
Gloria Aravena, nos hemos propuesto sacar adelante este proyecto de ley
que tiene como finalidad endurecer las penas respecto al daño,
destrucción y vandalización de cualquier lugar destinado a culto
religioso”, aseveró el senador Pugh. 

Cabe señalar que el proyecto de ley busca endurecer las penas respecto a
delitos que se cometan en contra de lugares dedicados a la religiosidad,
subiendo en dos grados la pena asociada a este delito y las multas
aparejadas, ya sea por la destrucción vandalización o incendios
provocados. Por lo que se pretende que las penas vayan desde los tres
años y un día a los cinco años de presidio. Además de subir las
multas a un monto de 10 a 15 UTM, es decir, desde $493.000 a $739.500
aproximadamente.