Confirman primer fallecido por Hantavirus en la región

La Secretaría Regional Ministerial de Salud confirma el PRIMER fallecido por Hantavirus del año en La Araucanía, que corresponde a una mujer de 58 años residente en sector rural de la comuna de Curarrehue. Este es el octavo caso de contagio en lo que va de 2019 en la región.

La paciente ingresó al Hospital Dr. Hernán Henríquez Aravena de Temuco, el día 30 de octubre derivada desde el Hospital de Pucón, donde se le practicó un test rápido de Hantavirus que resultó positivo. La paciente falleció la madrugada del domingo 3 de noviembre. 

De acuerdo a la investigación que está en curso por parte de los equipos de Epidemiología y Zoonosis de la SEREMI de Salud de La Araucanía, la paciente vive en un sector cercano a la cordillera y normalmente realizaba actividades al aire libre, donde existe vegetación frondosa, por lo que se estima que se contagió en los alrededores de su domicilio.

 La Autoridad Sanitaria realiza un llamado a la población a extremar las medidas de precaución frente a la Infección por Hantavirus para evitar la transmisión especialmente a quienes trabajan y viven en zonas rurales. También desde la SEREMI se reforzará el trabajo con los equipos de salud de los centros asistenciales, para la sospecha, detección y derivación temprana de los casos.

Recomendaciones: 

  • Mantener alimentos y agua protegidos de los ratones
  • Guardar los alimentos en recipientes cerrados sin dejar restos de comida sobre mesas, muebles, piso, etc. 
  • Caminar en el campo sólo por senderos habilitados
  • No ingresar a lugares que han estado cerrados por mucho tiempo sin ventilar estos recintos. Ventilar por 30 minutos las bodegas y leñeras de la casa antes de ingresar.
  • Realizar una adecuada limpieza utilizando guantes y mascarillas, además de limpieza con cloro, en lugares cerrados por largos períodos 
  • Mantener siempre medidas generales de higiene en cocina y utensilios. 
  • Guardar la basura en recipientes con tapa. Si no hay recolección de basura, entiérrela a 50 cm. de profundidad y a 50 metros de la vivienda. 
  • Mantener protegidas y tapadas las fuentes de abastecimiento de agua. 
  • Mantener letrinas o fosas sépticas en buenas condiciones de higiene. No eliminar a los depredadores naturales de ratones, como lechuzas, zorros y culebras.