Cruda realidad viven dos carabineros lesionados en actos de servicio

Para conocer sus historias detrás del uniforme, el gobernador de Cautín, Mauricio Ojeda visitó al sargento Claudio Villagrán y al sargento John Sierra.

Desarrollando labores propias del servicio, dos carabineros de La Araucanía, fueron víctimas de accidentes que cambiaron sus vidas para siempre. Claudio está postrado en una cama desde hace cuatro años con diagnóstico de Esclerosis Lateral Amiotrófica, mientras que John se encuentra en estado vegetativo hace dos años.

Respecto de esta lamentable situación, la autoridad provincial reflexionó “cuando hay situaciones de violencia y vemos a través de los medios de comunicación, vemos siempre el lado negativo de una institución tan grande como Carabineros de Chile, donde se trata de enfocar desde un sólo punto de vista, que es carabineros como agresor, carabineros que no desarrolla sus labores conforme a lo que indican sus protocolos. Estamos acostumbrados en Chile a resaltar las cosas negativas”.

Es por lo anterior, que el gobernador de Cautín, Mauricio Ojeda indicó “creímos justo y necesario, conocer el otro lado de la institución. Hay cientos de historias humanas que son inimaginables como las de John y Claudio. Realmente son experiencias de vida muy conmovedoras. Debemos entender que detrás de ese uniforme verde hay una familia, esposa, niños, padres y amigos esperando por ellos”.

Luego de conocer ambas historias, Ojeda ratificó su apoyo a Carabineros que ha manifestado desde el principio “hay que respetar a esta institución, que se arriesga a todo. Si bien es cierto, es su trabajo, hay un sueldo de por medio, no sé si todas las personas están dispuestas a arriesgar su vida por servir a la gente, como es el ejemplo de estos dos carabineros y cientos más. Por lo tanto, llamo a la comunidad y a la institución, a no acordarse de Carabineros sólo el 27 de abril, sino que siempre estén cerca de ellos, son personas realmente de un notable valor y personas dignas de destacar”.

Por su parte, Marjorie Castillo, cónyuge de John Sierra relató que él era adiestrador de perros y en el momento del accidente estaba con Ciro, su perro policial. Marjorie detalló que Ciro se puso muy inquieto e intentó morder a un hincha. John intentó detener el ataque y cayó golpeándose con la solera. Ciro falleció de pena meses después, según cuenta su esposa.

“Mi esposo, el 08 de diciembre de 2016, tuvo servicio estadio. Estando en el German Becker, en el encuentro deportivo entre D. Temuco y U. Católica, sufrió una caída, golpeándose fuertemente la cabeza, que lamentablemente lo dejó en estado vegetativo, y hasta el día de hoy permanece así. Ese es su diagnóstico final, no se puede hacer nada según los médicos. Hoy como familia seguimos luchando, le entregamos todo el amor y cariño. Tratamos de que cada día sea el mejor para él. Como familia tenemos esperanza y nos aferramos a Dios para que ocurra un milagro y un día despierte”.

Por otro lado, el sargento Claudio Villagrán a pesar de no mover su cuerpo, producto de un accidente en moto, logró comunicarse a través del sistema “touch” como lo bautizaron sus cuidadores. Consiste en un método muy simple y práctico. Se trata de un cartón plastificado que contiene las letras del abecedario en seis filas.

Lissete Loncón, técnico en enfermería, lleva dos años trabajando con Claudio y señala “que al principio costó mucho la comunicación, pero con la costumbre se hace fácil y más fluida la conversación. Voy indicando las filas y cuando quiere una letra cierra los ojos, luego seguimos mostrándole letras hacia el lado, y él pestañea y así vamos formando palabras”.

Cabe destacar, que a través de Carabineros se lograron los recursos humanos y económicos para instalar un completo sistema de atención médica, que contempla una clínica adaptada en sus domicilios. Desde la Gobernación de Cautín, por medio del Departamento de Acción Social, se entregarán insumos de primera necesidad y aire acondicionado para uno de los afectados.