En la Región de La Araucanía 28 mil trabajadores se encuentran con sus contratos suspendidos

La tasa de desocupación en la zona llegó a 12,8% (INE) para el trimestre junio-agosto y hay 239.834 personas en Dicom. Existen herramientas legales a las que puede recurrir para enfrentar el sobreendeudamiento y Defensa Deudores lo explica. 

En la Región de La Araucanía 239.834 personas se encuentran en Dicom y deben más de 3 veces su sueldo, ya que su ingreso medio es $444.414 y el monto de la mora $ 1.472.144 aproximadamente a junio de 2020, indica el último informe de Equifax y la Universidad San Sebastián.  

La tasa desocupación regional alcanzó el 12,8%, aumentando 5,3 % en 12 meses, detalla el INE.  

Además, en La Araucanía hay 28.113 trabajadores con contratos suspendidos al 4 de octubre de 2020, informó la Superintendencia de Pensiones. A nivel nacional más de 750 mil personas se encuentran suspendidas tras acogerse a la Ley de Protección al empleo.

Es necesario precisar que esta normativa se mantendrá vigente hasta el próximo año y establece que durante el tiempo de suspensión laboral los trabajadores podrán acceder a su Seguro de Cesantía para obtener una remuneración.  

El sobreendeudamiento  

“Para quienes han perdido su trabajo o han visto sus ingresos reducidos, tras ser suspendidos de sus empleos, cumplir con el pago de sus compromisos financieros se vuelve difícil, especialmente si ya existen problemas de sobreendeudamiento y se tienen deudas impagas”, señala el abogado de Defensadeudores.cl Ricardo Ibáñez.  

El especialista agrega que la crisis sanitaria ha golpeado a los hogares del país y es probable que sigan aumentando las cifras de desempleo y de personas que no pueden cubrir sus cuentas, ya que aún el virus no ha sido controlado.  

Es importante buscar ayuda  

“Vivimos momentos complicados y por eso es fundamental saber que hay formas de salir adelante. Es clave buscar ayuda de forma oportuna, no avergonzarse por experimentar problemas económicos e informarse. Existen herramientas legales a las que se pueden recurrir, como La Ley de Insolvencia y Reemprendimiento (Ley 20.720)”, agrega Ibáñez.  

Esta normativa permite que las personas con deudas impagas puedan renegociar y buscar mejores condiciones de pago. Este es un procedimiento gratuito que se tramita en la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento (Superir).  

También, para quienes ya no pueden pagar sus deudas con sus ingresos existe la posibilidad de acogerse a la Liquidación voluntaria o quiebra. El deudor que quiera acogerse a este procedimiento debe contar con la representación de un abogado y tendrá que entregar sus bienes al liquidador, persona nombrada por la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento para la gestión de este procedimiento. Con la venta de estos bienes se buscará pagar a los acreedores. 

Lo importante es que someterse a la Liquidación implica poner fin a todas las deudas, porque con el dinero del remate de los bienes se pagará a los acreedores y si queda un saldo insoluto, aquella parte que no se logra pagar se considera también extinta.  

A este procedimiento puede optar cualquier persona que se encuentre en un estado de insolvencia: trabajadores con contrato, quienes están cesantes, dueñas de casa, jubilados o estudiantes universitarios. Además, se contempla la rehabilitación financiera del deudor, es decir, que una vez que logre someterse a la Liquidación pueda limpiar sus antecedentes comerciales y volver a reemprender. 

Recurrir a especialistas  

Frente a los problemas económicos es importante no dejar pasar el tiempo, porque la situación se irá complicando y el monto de las deudas atrasadas seguirá creciendo. Evalúa tu situación personal, consulta con especialistas que puedan orientarte y guiarte en el proceso, detallando cuáles son tus opciones.  

Defensa Deudores lleva más de 20 años asesorando a personas y pymes sobreendeudadas. Cuenta con un equipo de abogados en 21 sucursales y también 100% online. La primera consulta es gratuita y su atención es de lunes a sábado. 

Agregar un comentario