Familia que mantiene uno de los locales de provisiones más antiguos de Padre Las Casas recibió sentido homenaje por sus obras en favor de los niños 

La Junta de Vecinos “Los Fundadores” de Padre Las Casas y la consejera regional, Ana María Soto, este sábado rindieron un sentido homenaje al matrimonio de Isaac Tebache y Edith Retamal, quienes mantienen funcionando desde hace cerca de 80 años, uno de los locales de provisiones más antiguos de la comuna y probablemente de la región, ubicado en avenida Villa Alegre, junto a las obras de la nueva salida hacia Temuco. 

Edita Bustos, presidenta de la junta de vecinos, destacó la trayectoria de este negocio, que en otros tiempos era el único lugar donde los habitantes de la entonces pequeña localidad y también de sectores rurales, se podían abastecer de productos alimenticios sin tener que cruzar el río Cautín, subrayando que junto a ello,  hay una situación de generosidad que permanece grabada en la memoria de muchos padrelascasinos que cuando eran niños y sus familias vivían en la pobreza, al punto de no tener zapatos e incluso pasaban jornadas sin dinero para alimentarse, esta familia de comerciantes organizaba cada año una celebración navideña para aquellos menores, donde podían comer y también recibían golosinas, algo que nunca pudieron olvidar cuando esos niños se convirtieron en adultos y hoy poseen una mejor situación económica. 

Edita relata que ella misma cuando niña llegaba descalza a participar de esas celebraciones y también a comprar, destacando la bondad de la familia propietaria del local de abarrotes, llamado inicialmente “El Sol” y hoy en día “Provisiones Tebache”.
“Mis padres me mandaban a comprar cosas como aceite, se vendía en tambores y uno llegaba con botellas. Tenemos recuerdos maravillosos de esta familia que cada Navidad invitaba a la comunidad de Padre Las Casas, nos regalaban bolsas de dulces y pan de pascua. Tenemos muchos recuerdos bonitos de ellos y les estamos muy agradecidos por eso”, expresó. 

La dirigenta agregó que “no solamente por eso los quisimos reconocer, sino también por ser uno de los negocios más antiguos de Padre Las Casas, llevan más de 80 años en esta comuna, donde muchas personas compraban ya que era el único que había en el sector y las personas se abastecían de todo, hasta del trigo para los pollos, el azul para teñir las sábanas que se hacían de bolsas de harina. Uno veía muchas carretas estacionadas porque aquí se hacía el pedido del mes, estos adultos mayores son muy importantes para nosotros”. 

“UN RECONOCIMIENTO JUSTO” 

En tanto, la consejera regional, Ana María Soto, quien concurrió junto a la presidenta de la junta de vecinos para entregar personalmente un galvano al matrimonio, manifestó que “es un reconocimiento justo a esta familia que por más de 80 años ha continuado trabajando en el rubro. También quiero destacar la calidad humana de la familia Tebache Retamal por sus acciones dirigidas a los niños de la comuna, quienes gracias a ellos tenían la oportunidad acceder a una celebración de Navidad. Este tipo de actitudes son las que hoy en día deben ser recuperadas. Ellos mismos nos decían que como comunidad debemos recuperar los afectos y más aún cuando estamos en una situación de pandemia que afecta a muchas familias”. 

Ana María Soto añadió que cuando la familia instala su local, Padre Las Casas era una localidad de pocas cuadras y llegaba solamente hasta calle La Paz, teniendo sólo dos arterias principales: Pleiteado y Villa Alegre, siendo un lugar con mucha ruralidad y extrema pobreza, por tanto la existencia del local y también la permanente  ayuda de estos vecinos a sus semejantes, fue fundamental para el desarrollo de lo que hoy esta pujante comuna, por lo que llamó a los vecinos a continuar concurriendo a efectuar sus compras a este local y de esta manera apoyar a este matrimonio de la tercera edad para que su negocio continúe existiendo. 

ORÍGENES GRIEGOS 

Isaac Tebache, hijo del creador del negocio, Jacobo Tebache, relató que su padre era un inmigrante griego que llega a establecerse a Padre Las Casas en la década de 1930, escapando de la crisis generada por los conflictos bélicos, agregando que comenzó vendiendo con un canasto en las calles y poco a poco logró levantar el local, a punta de mucho esfuerzo y sacrificio. 

Tebache también tuvo palabras de agradecimiento por este homenaje recibido de los vecinos y la consejera regional, expresando que “es primera vez en 80 años que alguien se acordó que este era un negocio antiguo, que nacimos en Padre Las Casas y seguimos viviendo en esta comuna. Les agradezco por acordarse de nosotros”. 

Relató que se casó con Edith Retamal hace 77 años y antes de hacerse cargo del negocio de su padre trabajó en Argentina y Brasil, pero decidió regresar a su terruño y no dejarlo nunca más. 

“Me tira el hecho de que nací aquí, crecí jugando en el barro a pata pelada”, subrayó, agregando que siempre rememora que cuando niño, todas las calles de la comuna eran de tierra, había un molino y un bebedero para animales cerca de su hogar y dice que nunca olvidará el paso de las carretas por las calles de antaño. 

Pese a la nostalgia de los recuerdos, don Isaac es tajante: “Me quedo con el Padre Las Casas actual”.  

Este comerciante relata que por encontrarse junto a las obras de construcción de las vías que salen del nuevo puente, su negocio quedó literalmente encerrado y sin acceso directo para vehículos y carretas, lo que le ha traído perjuicios económicos. Sin embargo, su mirada generosa va mucho más allá de este problema y dice que las obras representan un adelanto para la comuna. “Debemos aceptar la modernización”, puntualiza tajantemente.