Fundación Integra recomienda rutinas en familia para enfrentar el teletrabajo y la crianza de los niños

  • “Los niños requieren mantener la regularidad de su jornada, esto les da seguridad y les permite desenvolverse con confianza”, explica la institución de educación parvularia.

A partir del pasado jueves 19 de marzo el país ingresó a un estado de catástrofe por 90 días a causa del aumento de los contagiados por el Covid-19. Esta nueva medida gubernamental debería ampliar el número de personas que convivan entre el teletrabajo y la crianza de sus hijos.

En medio de la crisis sanitaria, precisamente las rutinas de los niños podrían sufrir alteraciones, ya sea en la alimentación, el sueño o en los procesos de aprendizaje, lo que aumenta aún más la preocupación de los padres por dar continuidad a las rutinas diarias.

A raíz de aquello, la jefa de la Unidad de Políticas y Proyectos Educativos de la Dirección Nacional de Educación de la Fundación Integra, Alicia Berríos, hace hincapié que “los niños y las niñas requieren mantener la regularidad de su jornada, esto les da seguridad y les permite desenvolverse con confianza. Por este motivo, es importante crear una rutina en el hogar, en lo posible similar a la que llevan en el jardín infantil o sala cuna y ser constante en ello”.

Esto implica: 

  1. Defina los horarios para los momentos de alimentación y acompañe a los niños(as) durante el proceso de acuerdo a sus niveles de desarrollo y aprendizaje. Para esto, utilice babero o pechera y cuchara.
  2. Converse sobre las acciones que están haciendo, lo que les gusta o no, lo que están comiendo y diga el nombre de los alimentos e implementos que utilizan.
  3. Antes y después de cada momento de alimentación, invite a los niños(a) a lavarse bien las manos, asegurándose que lo hagan en el tiempo que se requiere (20 segundos).
  4. Organice el espacio en el hogar de modo que los niños puedan jugar e interactuar con elementos de su entorno. Puede utilizar juguetes, libros u otros materiales y objetos propios del hogar, como son, por ejemplo: elementos de cocina (ollas, cucharas, cucharones, vasijas de plástico, etc.) que no representen peligro, que no tengan filo, puntas, o que contengan elementos muy pequeños que ellos se puedan tragar.
  5. Organice el ambiente del hogar, resguardando que sea un espacio seguro y tranquilo, sin interferencias, como por ejemplo la TV.
  6. Verifique que todos los elementos que utilicen los niños(as) estén limpios y en buen estado.
  7. Varíe los objetos que utilizan cada día, de manera de mantener su interés.
  8. Ofrezca oportunidades para salir al patio, o a dar una vuelta por el barrio. Asegurándose que no se acerquen otros niños(as) o adultos (debido a la contingencia sanitaria).
  9. Invite y ayude a los niños(as) lavarse las manos al volver al hogar.
  10. Después de almuerzo, genere un ambiente tranquilo, que permita a los niños(as) descansar o dormir, si lo desea. Si no requiere dormir, invítelos a realizar alguna actividad tranquila, como leer cuentos, dibujar, entre otras.
  11. Evitar escuchar radio o ver la Tv durante el día. Determine un momento del día, para que los niños(as) puedan ver programas apropiados a sus características de desarrollo y aprendizaje, esto es válido además para las tablets.
  12. Dosifique y filtre el acceso a la información en medios audiovisuales. Los niños(as) no deben tener acceso a información que excede su capacidad de comprensión y/o que pueda insegurisarlos o atemorizarlos.
  13. Cree un momento para compartir con toda la familia, con los hermanos, etc.

“Esta puede ser una oportunidad para fortalecer el vínculo afectivo, compartiendo más tiempo con los niños(as) y también donde ellos puedan conocer más a su familia. Es una gran oportunidad para establecer conversaciones sobre lo que sienten, piensan, sus gustos, temores o alegrías. También es propicio para darles alguna responsabilidad adecuada a sus características de desarrollo, como, por ejemplo, regar una planta u ordenar los juguetes, esto les permitirá sentirse capaces, y desarrollar mayor confianza en sí mismos”, afirmó Alicia Berríos.

Por ello, la Fundación Integra recomienda 6 juegos que puedes hacer en el hogar y que ayudarán a potenciar ciertas habilidades de sus hijos:

  1. Jugar a cocinar: Alguna receta simple, en la que puedan participar sin riesgos. Por ejemplo, hacer ensalada de frutas, amasar pan o galletas, hacer merengue, entre otras. Los niños y niñas pueden aprender sobre el cambio de estado de los elementos, resolver problemas, noción de cantidad, establecer comparaciones, identificar sabores, entre otros.
  2. Jugar a la casa: Invitarlos a hermanar calcetines, a poner la mesa, ayudar a hacer las camas, entre otras: aprenden a comparar, establecer relaciones de tamaño, color, forma; resolver problemas simples, conteo. Desarrollar el lenguaje.
  3. Jugar a jardinear: Aprenden a cuidar a los seres vivos, respetar el medio ambiente, la importancia del agua, desarrollar el lenguaje, resolver problemas, entre otros.
  4. Ser artistas: músicos, pintores, bailarines. Desarrollar su imaginación, ejercitar su motricidad fina y gruesa, desarrollar su lenguaje.
  5. Jugar a disfrazarse: Desarrollar su imaginación, ejercitar su motricidad fina y gruesa, desarrollar su lenguaje.
  6. Jugar a las adivinanzas. Desarrollar su imaginación, aprender nuevas palabras, discriminación auditiva.

La profesional de Integra, además, asegura que “es importante que las familias establezcan lazos con otras familias, para compartir sus inquietudes, cotejar información, conocer las estrategias formativas y compartir los recursos educativos. Se sugiere informarse a través de medios oficiales y asegurarse que la información sea correcta”.

Integra pertenece a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República. Con 29 años de experiencia, es la red más grande de salas cuna y jardines infantiles del país con más de 1.200 establecimientos gratuitos, a los que asisten más de 92 mil niños y niñas en todo Chile.

Agregar un comentario